UBICACION

La Comuna de San Carlos se ubica al norte de la Provincia de Ñuble, en la Octava Región. 

Sus límites son los siguientes:

  • Norte: Comuna de Ñiquén y VII Región.
  • Oeste: Comuna de Ninhue.
  • Sur: Comunas de San Nicolás, Chillán y Coihueco.
  • Este: Comuna de San Fabían. 

El sitio de este centro urbano corresponde a una llanura muy regular y plana, constituida por sedimentos de origen fluvial, denominada “ plano depositacional no glacial”, muy característica de la Depresión Intermedia, donde los ríos y esteros han transportado el material sedimentario proveniente de la Cordillera de Los Andes y lo han depositado en las interfluvias del valle, adoptando posteriormente una topografía con pendientes mínimas y ligeramente onduladas.

Debido a la topografía plana y a la escasa pendiente que presenta el sitio de San Carlos, es frecuente encontrar sectores de vegas, es decir, áreas deprimidas, donde la napa freática se encuentra muy próxima o alcanza la superficie del suelo.

SUPERFICIE

La  Comuna de San Carlos posee  una  superficie de  874 km2 

  • De la superficie total, solo 4 km2 corresponden al sector urbano

  • 350km2. se encuentran en el sector Oriente de la carretera

  • 516km2. se encuentran en el sector Poniente de la misma.

CLIMA

El clima que predomina en la Hoya hidrográfica del Río Itata, corresponde al templado subtropical de fachada oceánica, que también se denomina mediterráneo o clima templado cálido, con estación seca y lluviosa semejante. Presenta variaciones hacia la costa y la cordillera, producto de la influencia oceánica o el efecto de la altura respectivamente.

Este clima se caracteriza por tener lluvias superiores a 1000mm., y temperaturas promedio anual entre los 12ºC. y 15ºC. La estación invernal concentra más del 50% de las lluvias anuales y las más bajas temperaturas; el verano por el contrario, constituye un período seco y caluroso que eventualmente puede prolongarse por 4 a 5 meses.

En el área de San Carlos, se registra  un promedio de lluvias anual de 1.346mm., las cuales ocurren principalmente en otoño e invierno, acumulando ambas estaciones casi el 80% del total de precipitaciones, mientras que las lluvias de verano sólo equivalen al 5% del total anual.

Precipitaciones Promedio anual por estación en (mm.) y (%)

Otoño

Invierno

Primavera

Verano

349 mm. - 26%

 708 mm.  53%

220mm. -  16%

69mm. -   5%

 Las temperaturas en San Carlos registran un promedio anual de 15ºC., con una amplitud térmica importante de los valores medios, que alcanzan de 13ºC., a 14ºC. Esta oscilación se produce entre los meses de enero y julio.

En el mes de enero existe un promedio térmico de 23ºC., pero la máxima media sube a 28ºC., lo que implica una temperatura máxima absoluta igual o superior a la de Chillán, que alcanza a 34ºC. medidos a la sombra, generalmente a mediados de enero. En julio las mínimas temperaturas están por bajo el 0ºC., y el promedio, inferior a los 9ºC.

Los vientos predominantes son los del oeste, los que, en la estación seca tienen dirección sur-oeste y sur, predominando en el invierno los vientos del norte y noroeste, con una velocidad de hasta 24 nudos por hora, la cual puede disminuir en verano hasta los 20 nudos por hora, teniendo un período aproximado de ocurrencia de 6 a 8 horas.

El clima en San Carlos tiene, en síntesis, una estación seca de 4 meses de duración, un régimen de temperatura que involucra el fenómeno de “heladas”, cuyos efectos son, por lo general negativos en los cultivos. 

HIDROGRAFIA 

Las precipitaciones alimentan una amplia red hidrográfica que cuenta con 4 colectores principales del sistema: los Ríos Ñuble, Chillán, Diguillín e Itata.

Los cursos de agua de la Comuna de San Carlos pertenecen al tipo paralelo, debido a su escurrimiento sobre depósitos sedimentarios. Entre ellos se encuentran los Esteros Rauco, Ninquihue, Carbonero y las Mercedes, los que atraviesan la comuna en el sector sur; el Estero Cochepérez- Navotavo que cruza la ciudad y al norte están los Esteros Quinquehua, Verquicó, Millauquén, y Dollimo, el cual constituye además, el límite norte de la hoya hidrográfica Itata-Ñuble.

Los esteros que atraviesan la Comuna de San Carlos, en general, nacen en depósitos sedimentarios; es decir, son proveídos por aguas subterráneas y la mayoría de ellos son recolectados por el Río Changaral en su recorrido Norte-Sur a través del margen oriental de la Cordillera de la Costa.

SUELOS

La Comuna de San Carlos se dividió en 4 zonas o sectores de acuerdo al tipo de suelo.

Sector 1: Corresponde a la formación de montañas andinas. Son suelos de clase IV y VI fundamentalmente, con una superficie de 35,5 km2., compuesto en su mayoría, por pequeños propietarios. Este sector posee una topografía de lomajes suaves y variaciones de lomajes pronunciados susceptibles a la erosión. 

Los suelos son de origen volcánico de textura Franco-limosa, con un alto contenido de materia orgánica y un pH entre 5,8 y 6,0.

Sector 2: Corresponde a la denominación del Valle Central, con suelos trumaos predominantemente, de clase IIr, IIIr y IVr. Cuenta con una superficie de 386,3 km2. La división predial es mixta, propietarios muy pequeños, pequeños, medianos y grandes propietarios.

Se caracteriza también por poseer varias series de suelos con una topografía que va de ligeramente ondulado a plano, con texturas variadas; franco-limoso, franco-arcilloso-limoso y franco-arenoso. Son suelos con una fase delgada a moderadamente profundo y una fase moderadamente susceptible a la erosión.

Sector 3: Corresponde a la denominación de Valle Central, con suelos predominantemente arcillosos, de clase IIIr y IVr, aunque se pueden encontrar suelos de clase IVr, con una superficie de 243,9 km2. Estos suelos tienen un pH más bien ácido (5,7) con una topografía de posición, plana y uniforme, ocasionalmente se puede presentar ondulado, constituido por arcilla depositadas sobre toba de composición mixta. Presenta una fase de mal drenaje y una fase delgada aunque podemos encontrar una fase moderadamente profundo y una fase de drenaje pobre. Suelos de textura franco-arcilloso y arcilloso.

Sector 4: Corresponde a la denominación de Secano Interior, con suelos de clase IV, VI, VII, con una superficie de 204,3 km2. En el Secano Interior se encuentra derivados de roca metamórfica y rocas graníticas, presenta textura franco-arcillosa y un pH del orden de 6,0.

Estos suelos presentan niveles bajos de nutrientes y materia orgánica, así como una baja capacidad de retención de agua, son susceptibles exageradamente a la erosión y en la actualidad están sumamente degradados.

Este sector presenta suelos bastantes ondulados y con muchos cerros, donde hay presencia de pendientes suaves y fuertes, también hay sectores de pequeñas vegas; además existen cárcavas bien marcadas, donde la erosión ha tenido su iniciación de destrucción del suelo, haciéndose cada vez más marcada.

VEGETACION

La Comuna de San Carlos se ubica en la zona mediterránea de Chile ( zona mesomórfica ). Las condiciones que hacen posible el paisaje mediterráneo son una cierta cantidad de lluvias, distribuidas en una sola época del año; alrededor del invierno. Las condiciones ecológicas, surgen en la zona por efecto de situaciones locales con respecto al agua, los vientos y a la orientación de los relieves.

La formación vegetal de la zona, tipo mediterránea, se localiza según las condiciones físicas del terreno, y son por lo general, conjuntos que cubren el suelo en forma más o menos continua, pero generalmente sin alcanzar a formar asociaciones de árboles.

SECTOR COSTERO

En la fachada costera de Ñuble es posible reconocer un matorral bajo, formado de una cubierta de hierbas perennes estacionales con pequeños arbustos de alrededor de un metro, que cubren la mayor parte de las planicies litorales y primeras estribaciones de la Cordillera de la Costa.

LA CORDILLERA DE LA COSTA

El paisaje natural de la Cordillera de la Costa, ha quedado reducido a las zonas más húmedas e inaccesibles, donde aún subsisten especies nativas, como robles, peumos, arrayanes etc.. Este entorno ha sido reemplazado por especies exóticas, que han alterado las condiciones ecológicas del sector.

La Cordillera de la Costa, sufrió los efectos de una intensa explotación. Primero sus bosques nativos fueron cortados para obtener madera, o simplemente para la fabricación de carbón vegetal. Posteriormente la pendiente de los suelos y las lluvias desarrollaron una rápida erosión, que aún sigue devastando extensas áreas.

LA DEPRESION INTERMEDIA

Podemos decir que la vegetación dominante corresponde a una “Sabana-Parque”. Tiene el aspecto de paisaje compuesto de árboles y arbustos arborescentes, espinosos, con una cubierta herbácea abundante en plantas de desarrollo primaveral.

LA MONTAÑA

La vegetación va cambiando desde la Depresión Intermedia al sector andino, como consecuencia del aumento de las precipitaciones, que impone la orografía, su orientación, y particularmente la altura.

Sin embargo, la tala indiscriminada de las especies nativas, ha producido trastornos irreparables en el entorno natural, alternando el equilibrio ecológico del sector y llegando al exterminio de algunas especies.